maria llopis

MLlopis_Penetration2011_800

Autorretrato (Penetración)

María Llopis participa en Relatos marranos. Antología con la entrevista Mi mejor amante, en la que conversa sobre sexualidad y maternidad.

cuando la fiebre postporno empezaba a subir la temperatura de barcelona, allá a principios del siglo, maría llopis y águeda bañon formaron el colectivo girlswholikeporno. no dejaron a nadie indiferente: poniendo sus cuerpos a la brasa y hablando en primera persona, se atrevieron hasta con la violación.

muchas aguas corrieron desde entonces, aguas en las que maria supo nadar sin ahogarse en el intento. gracias a esta destreza, maría ha seguido metiéndose valientemente con todo lo que le mueve: el orgasmo, la maternidad, las abuelas, el parto, el aborto, el sexo virtual, la violencia… siempre desde su visión encarnada del feminismo.

en 2010, maria parió “El postporno era eso“, el libro. en 2013, maria parió a Roc, el niño. para relatos marranos, nos deleitará con alguna de sus visiones sobre maternidades subversivas. 

en esta su página encontraréis escritos, fotografías, vídeos, y hasta os podéis pegar una sesión privada online. aquí os dejamos un fragmento del artículo publicado el 18 de noviembre de 2012 en Diario Kafka, eldiario.es

El porno que nos merecemos

“Vuelvo de mis vacaciones de mes y medio en el sudeste asiático, bronceada, con los chakras abiertos de par en par y con plena conciencia de mi condición de turista occidental privilegiada, para encontrarme en mi inbox con una proposición que me sorprende: escribir un artículo sobre la pornografía en Occidente. Me sorprende que todavía interese reflexionar sobre la pornografía.

En una de las cabañas de playas lejanas donde tuve el placer de pernoctar en mi viaje, concretamente en Nagari Sungai Pinang, me encontré con un libro que amablemente había dejado el occidental turista que me precedía. Un libro al que se ha calificado como porno para mamás, best seller porno y demás porno chorradas. Se llama 50 sombras de grey. Me lo leí en dos tardes y ofrecí el ejemplar para la hoguera en la playa del último día. Si se califica un libro como 50 sombras de grey como pornografía en un medio periodístico, el porno ya no tiene sentido. Me explico. 50 Sombras de grey no es pornografía, es una novelita rosa de pésima calidad literaria. Y punto. Pero hoy en día está de moda llamar a cualquier cosa pornografía. Publicar un titular en el periódico con la palabra “porno” en la sección de cultura funciona. Ensayos sobre la experiencia pornográfica ganan premios nacionales. Los centros de arte acogen muestras sobre la relación entre arte y pornografía. La pornografía ya es cultura popular. Las tesis doctorales sobre pornografía se suceden. La pornografía ya no asusta a nadie. Las feministas hacen porno. Tu abuela hace porno.

[seguir leyendo…]

Anuncios

di algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s